jueves, 29 de marzo de 2012

CANCHA CON MOTE

En Andahuaylas, Cusco, la reciedumbre no está peleada con el deporte ni con el femenino discurrir diario. Daniel Silva, fotoreportero de raza, viajó hasta esos parajes y descubrió que donde mortales más débiles habrían sufrido soponcios severos, aguerridas damas del lugar le daban con todo la pelota. Este futbol femenino en las alturas, jugando sin canilleras ni fofas contemplaciones, es la diversión del lugar. Contra lo que las imágenes sugieren aquí no hay tarjetas rojas. Vaya no más full amor al arte!!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada