jueves, 29 de marzo de 2012

RIO JARANEIRO

Las más célebres y carnales excesos ocurren anualmente en un punto del planeta que es el más envidiado por esos días: Rio de Janeiro, Brasil. Aquí el culto carnavalero, rey Momo, en el tórrido mes de febrero se ha unido con los ritos del dios Baco y el de la macumba. Así lo testimoniaron las fotografías de Renzo Giraldo que casi pierde cámara, lentes y alma en tan peligrosa (y divertida) aventura. El riesgo fue querer volver.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario