martes, 13 de marzo de 2012

Tratado Poético: Czeslas Milosz.

Que el habla familiar sea sencilla.
Para que quien escuche la palabra
Vea un manzano, un rio, un recodo en la senda,
Como ante el destello de un rayo en verano.

Pero el habla no puede ser tan solo
Una imagen. Hace siglos la encantan
El vaivén rítmico, sueños, la música.
Indefensa, la aparta el mundo seco y áspero.

Más de uno pregunta porque siente
verguenza al leer libros de poemas,
Como si el autor, sin un fin concreto,
Hablara a alguien que es de peor índole.
Enga;ando, apartando el pensamiento.

Con pizcas de bromas, payasadas, sátira,
La poesía aún puede gustar.
Su excelencia entonces es valorada.
Pero la lucha donde está la vida en juego
Se libra en la prosa. No fue así siempre.

Y entonces un pesar inconfesable surge.
Las novelas y ensayos sirven, pero no duran.
Porque pesa más de una buena estrofa
Que el esfuerzo de juntar muchas páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada