jueves, 3 de mayo de 2012

9 PERSPECTIVAS

 Una identidad que aun conservamos

La exposición Nueve perspectivas reune el trabajo de un grupo de artistas que emplean una extraordina
ria variedad de técnicas, composición, colores, movimiento y luminosidad. Así podemos apreciar una
sucesión de imágenes que van desde lo eminentemente figurativo hasta lo post abstracto: óleos, acrílicos
y técnícas mixtas que muestran la peculiar visíón del mundo de cada artista, con sus pasiones y alegrias
personales; pero que también reflejan las costumbres, problemas y creencias de la sociedad a la que
pertenecen.

La persistencia de los mitos y la cosmovisión andina es el principal tema de un grupo de estos pintores. En
Juan Milla esta temática está enfocada en una serie de símbolos andinos, presentes como elementos
sustanciales en la vida cotidiana, y que se manifiestan plasticamente a través de colores fuertes y cinéti
cos. Teófilo Villacorta y Lennin Vásquez recogen esos símbolos e imágenes para crear, apelando a recursos propios del surrealismo, un peculiar universo real maravilloso. Mas encuadrados dentro de lo figurativo están los cuadros de Leopoldina Alvarado, un testimonio directo de mujeres y hombres en sus labores cotidianas y costumbres tradicionales.

Otro grupo importante de artistas nos habla mas bien del difícil y a veces violento proceso de modernización de nuestro país. Los dos polos de ese proceso son mostrados por Eduardo Cochachín: el mundo oficial, representado por el local del Congreso de la República, y lo marginal mostrado en su cuadro “Emigrante soy". Gabriel Juárez, con sus pinturas impresionistas, aborda el realismo urbano enfrentando las
populosas calles limeñas con las idilícas casonas de antaño. Por su parte, Julius Sobrino nos ofrece dos
simbolos de nuestra modernidad, aunque en versiones irónicas: el Escudo Patrio, con nuestras “Riquezas
naturales"; y el Ekeko, que representa a la prosperidad material. Por último, Daniel Vargas se centra en los aspectos emocionales y subjetivos de los jóvenes que tienen que adaptarse a esta difícil vida moderna.

Nueve perspectivas nos enfrenta así, como siempre ha hecho el arte, a los grandes problemas del mundo
actual. En este caso se trata de la disyuntiva entre tradición y modernidad, entre la cultura andina y la
globalización. Algunos de estos cuadros, como los de Milla y Alvarado, nos indican que posiblemente la
solución sea una creativa y armoniosa fusión de ambas tendencias: adaptarse a los nuevos tiempos sin
perder nuestra propia identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario