jueves, 31 de mayo de 2012

WHAT'S HAPPENING ?

"El psicoanálisis del arte, la experiencia analítica con el arte, permite percibir la riqueza de enigmas que yacen en los puntos menos descifrables y más atrapantes de la obra".
Melgar, Rascovsky de Salvarezza, 1997.



La representación de lo irrepresentable



Lo que está pasando aquí es una interrogación renovada sobre lo que podemos pensar y lo que podemos hacer. Que para muchos o para pocos esta crítica tiene un sentido alegórico y metafórico, lo que no podrían hacer las letras o la pintura. Los juegos de oposición bajo los cuales se han querido pensar en la idea de "modernidad" artística: transitivo/intransitivo, presencia/representación, representación/irrepresentable. Estos conceptos pretenden designar principios distintos entre dos momentos y dos formas de arte.

Nos surge dos preguntas para ubicarnos en estos géneros artísticos: ¿Qué es lo representable?, y ¿Qué es lo irrepresentable?. El psicoanálisis nos da algunas respuestas según Freud.

<< representable
El psicoanálisis siempre se propuso darle representación a lo más alejado de la palabra. El pasaje de la representación-cosa a la representación-palabra y la representación de objeto es uno de los instrumentos de la cura analítica. En este nivel, lo representable corresponde a un inaccesible perteneciente al orden de lo figurable y accesible a la percepción.
Las representaciones inconscientes privilegian así la atracción sobre otras representaciones cuando la asociación libre y la atención flotante instalan el trabajo analítico de lo representable.
La curiosidad y el deseo de saber que sostienen el análisis, especialmente si se trata de su costado hermenéutico, son animados por ese inconsciente desconocido, que mantiene la promesa de un placer de sentido que se logra en la sublimación pulsional durante el ejercicio de lo simbólico en los momentos de insight y de posterior meditación.
Lo representable es el arquitecto necesario en esta construcción de la temporalidad.
Sin embargo, lo prelingüístico y lo no lingüístico en sentido amplio no siempre son abordables por el trabajo analítico sobre la representación.

 << irrepresentable
El psicoanálisis ubica lo irrepresentable en lo que no tiene inscripción, en lo no psíquico. Para los desarrollos influidos por la lingüística, es lo que no está dentro de las posibilidades del significante. En el trabajo analítico, es lo que excede a la transmisión entre proceso primario y secundario, a la transmisión intrapsíquica entre sistemas, e intersubjetiva entre personas. Es lo que excede a la dialéctica de condensaciones, desplazamientos y juegos de la memoria.
Freud siempre tuvo claro que lo no pensado puede hacerse pensamiento, representación, palabras o imágenes. Algo que está en el Ello pero no se sabe puede ser disparado hacia la percepción, y "lo real-objetivo-no discernible" hacerse discernible.
La identificación estética con lo indescifrable despierta entonces la escena fantasmática, la representación del misterio.

En esta muestra Augusto Jesus Ballardo Arce, nos libera poéticamente lo que está pasando...









Una crítica, no de la exposición...  
Fotografias "Obscenity" de Bruce LaBruce 
Artista cuyo trabajo ha sido habitualmente confiscado por diversas aduanas desde la década de 1980 y estigmatizado y juzgado de “Obsceno”, LaBruce sabe un par de cosas sobre el territorio del “tabú”, la representación de lo irrepresentable, el amor que no osa decir su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada